25 septiembre 2010

13 - ¿Descongelar el congelador?




Acabo de descongelar el congelador de mi frigo, claro, el tipo tiene algunos años, unos 15, y cuando lo compré no había esas modernidades que se limpian solas, no frost o similares, mi congelador, tan personal el, se llena de hielo cada cierto tiempo y aprovecho el verano para hacerle un lavadito de cara.

Es curioso lo que se guarda en un congelador, parecería cosa de brujas si no fuera porque lo que hay lo has metido tú mismo: desde gambas peladas a flash de diferentes sabores y colores, desde una bolsita de gel para los golpes, yo soy propensa a torcerme los tobillos sin ton ni son, a un muslo de gallina para cuando haces cocido madrileño, allá por el mes de noviembre, desde unas bolitas de plástico rellenas de agua, de esas que se ponen en las bebidas para que no agüen, a una bolsa abiertas de verduritas para “guarnición” de ese filete perfecto que nunca encuentras en el súper.

Como digo, cosas curiosas y dispares.

Pero lo que más me gusta es la rutina de guardar todo en el frigo, subiendo la temperatura de frío para que no se descongele, empezar a quitar cajones para lavarlos, incómodamente en el fregadero de un hueco y haciendo malabares para que no se caigan al escurrir, coger la banqueta y el calefactor, de hace 25 años, de cuando no había calefacción de radiadores, y ponerlo a calentar para que se deshagan esos enormes bloques de hielo que se han formado por todas partes.

Después vienen el KAOS. Recoge los trozos de hielo con una espátula, rompe los que se han quedado adheridos porque tienen querencia a su lugar de origen, limpia el agua que se forma con una bayeta hasta llenar el barreño, sufre por tener las manitas amoratadas del frío, enjabona, enjuaga, seca y coloca los cajones, después de secarlos, en su sitio, pon a enfriar “a topeeeeeeeeeee”, como si le hubieras dado un tripi y, una vez frío, recoloca el desastre alimentario que tienes pensando que da pena, penita, pena, ser tan conservador en tus gustos.

Y con un saludo y un hasta luego, te despides de él hasta el año que viene, que será más y mejor, como prometen en las sucesivas temporadas de los realitys televisivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario