10 diciembre 2010

23 - ¿VAYA SUERTE?

He encontrado una entrada en un periódico que me ha llamado la atención, la cosa era así:

LE DAN 3 MESES DE VIDA Y DESCUBRE QUE EL DIAGNÓSTICO ERA ERRÓNEO.

¿Qué harían si el médico les dijera que les quedan sólo tres meses de vida? Dave Ismay no se lo pensó dos veces cuando le anunciaron que había desarrollado una cirrosis hepática irrecuperable que le permitiría vivir sólo tres meses más. Este cómico inglés de 64 años decidió invertir todos sus ahorros en realizar los sueños de su vida. Imitando a Jack Nicholson e Morgan Freeman en la película 'Ahora o nunca', Ismay escribió una lista con todo aquello que querría hacer antes de morirse y poco a poco fue tachando algunas de las tareas.
Algunas, como llevar a su sobrina a Villa Park, no le han costado demasiado. Otras, en cambio, requerían un mayor desembolso económico, como la compra de un Mercedes de más de 30.000 euros o una reserva en el complejo de golf K Club. En el último de sus diez deseos aparecía la 'inmortalidad' y, si bien no la ha conseguido, los doctores se dieron cuenta a las diez semanas de que su diagnóstico había sido equivocado.
Ismay no estaba a punto de morir, sino que padecía hemocromatosis, una enfermedad hereditaria que provoca una excesiva acumulación de hierro en el organismo, pero que puede ser tratada. 20MINUTOS.ES. 23.11.2010 - 21.37 h
Y yo me pregunto ¿Qué haríamos nosotros en ese caso?, ¿qué haría yo en ese caso?
Pues también haría una lista, pero sería muy cortita, en ella pondría solamente 5 deseos, para qué más:

1. Dejaría de trabajar sin explicar los motivos.
2. Visitaría a todos los amigos y amigas que tengo, visitaría a los familiares más queridos y les invitaría a todos a una comida o cena.
3. Subiría al monte Ocejón.
4. Estaría el máximo tiempo posible con mi familia (marido e hijos).
5. Daría instrucciones para mi entierro.

Es pobre y concisa, no es una lista para echar cohetes, pero desde luego que se la haría tragar a los médicos que se equivocaron y además sin aceite ni condimentos que la aliviasen.
Dentro de mi propio KAOS existe una parte de prudencia y humildad, pequeña, pero existe.
Y vosotros ¿qué haríais?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada