19 abril 2012

183 - Japón y sus espectáculos

La cultura japonesa y los japoneses no dejan de admirarme día tras día. No es difícil encontrar en toda Europa fuentes inmensas con agua, simples o complicadas, con colores, con chorritos, con ciclos espectaculares, pero al lado de esta fuente de la estación de ferrocarril de Osaka las demás quedan a la altura del betún, como si fueran un simple grifo.

Hasta ahora al pasar por un estación no esperabas que nada, ni nadie te llamara la atención, pues es un sitio de paso donde las prisas son protagonistas obligados, pero en Osaka el tiempo se detiene y te quedas extasiado mirando el "reloj" y los dibujos que esta fuente inteligente realiza.

Esta fuente produce increíbles imágenes emitiendo agua de forma controlada digitalmente, en Japón no es de extrañar ya nos tienes acostumbrados a sus desafíos tecnológicos, pero, sin embargo, siempre nos sorprenden con algo nuevo y más llamativo que lo anterior.

Podemos decir que Japón es, ha sido y será un mundo espectacular, donde la fantasia se hace realidad y la realidad es tan heterogénea y tan impactante que, si no fuera por la pesada mochila de una tradición de miles de años, pensaríamos que viene de otro planeta.

Esta fuente se disfruta con los ojos, la mente y todos los sentidos. Si alguna vez alguien pasa cerca de Osaka, por favor, no dejéis de verla, os pacificará el alma por una larga temporada.

Para el budismo un manantial de agua que brota de la montaña es una acumulación de energía, que supera obstáculos y a veces se estanca, mientras corre hacia el valle, y se disipa en calma en el océano.

Es una metáfora perfecta para definir la existencia del ser humano.

Disfrutad de ella!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada