25 septiembre 2010

13 - ¿Descongelar el congelador?




Acabo de descongelar el congelador de mi frigo, claro, el tipo tiene algunos años, unos 15, y cuando lo compré no había esas modernidades que se limpian solas, no frost o similares, mi congelador, tan personal el, se llena de hielo cada cierto tiempo y aprovecho el verano para hacerle un lavadito de cara.

Es curioso lo que se guarda en un congelador, parecería cosa de brujas si no fuera porque lo que hay lo has metido tú mismo: desde gambas peladas a flash de diferentes sabores y colores, desde una bolsita de gel para los golpes, yo soy propensa a torcerme los tobillos sin ton ni son, a un muslo de gallina para cuando haces cocido madrileño, allá por el mes de noviembre, desde unas bolitas de plástico rellenas de agua, de esas que se ponen en las bebidas para que no agüen, a una bolsa abiertas de verduritas para “guarnición” de ese filete perfecto que nunca encuentras en el súper.

Como digo, cosas curiosas y dispares.

Pero lo que más me gusta es la rutina de guardar todo en el frigo, subiendo la temperatura de frío para que no se descongele, empezar a quitar cajones para lavarlos, incómodamente en el fregadero de un hueco y haciendo malabares para que no se caigan al escurrir, coger la banqueta y el calefactor, de hace 25 años, de cuando no había calefacción de radiadores, y ponerlo a calentar para que se deshagan esos enormes bloques de hielo que se han formado por todas partes.

Después vienen el KAOS. Recoge los trozos de hielo con una espátula, rompe los que se han quedado adheridos porque tienen querencia a su lugar de origen, limpia el agua que se forma con una bayeta hasta llenar el barreño, sufre por tener las manitas amoratadas del frío, enjabona, enjuaga, seca y coloca los cajones, después de secarlos, en su sitio, pon a enfriar “a topeeeeeeeeeee”, como si le hubieras dado un tripi y, una vez frío, recoloca el desastre alimentario que tienes pensando que da pena, penita, pena, ser tan conservador en tus gustos.

Y con un saludo y un hasta luego, te despides de él hasta el año que viene, que será más y mejor, como prometen en las sucesivas temporadas de los realitys televisivos.

20 septiembre 2010

12 - Valiente tomadura de pelo

Aquí os dejo este video que no tiene desperdicio, ataca todos los tópicos que nos achacan en el "extranjero", te ries un ratito y el otro te mosqueas. ¿Se abran mirado ellos en el espejo?

Pongo un comentario de Youtube al respecto de un internauta mu mosqueao: "Sr. Waes es usted un hijo puta las belgas parecen osos polares que para penetrarlas necesitas una podadora a diesel y dos bidones de gasofa y no hacemos canciones de mierda"



15 septiembre 2010

11 - ¿Mayor de 55?¿Y eso qué es que es?



Definitivamente en el País Vasco somos diferentes al resto, no sólo de España, sino de toda la humanidad existente y por existir. Hace poco una amiga me comentó que existían reducciones de jornada para aquellos que cumpliesen una "cierta" edad, reduciendo así el trabajo directo, y dedicándolo a labores más administrativas, eso sí cumpliendo el total del horario.
Pues bien, pretende enterarme bien en qué consiste semejante magnificencia, por parte de la Administración, y hete aquí que llevo una semana indagando y no encuentro nada de nada para este mi querido país.
Es imposible, me digo, pero si he encontrado convenios de Melilla, Ceuta, Aragón, Castilla-La Mancha, Cantabria y varias Comunidades más y en todos aparece el artículo correspondiente. ¿Estaré ofuscada y no soy capaz ya ni de encontrar lo que buscó? He mirado en Sindicatos, he mirado en Boletines Oficiales, he mirado en páginas del Departamento, pero ¿cómo es posible que no encuentre nada?
Agotada mi paciencia llamo a mi insigne, donde las haya, Delegación Provincial, extensión de Personal, y ¿qué me dicen?, pues en primer lugar que no tienen ni idea, en segundo que van a buscar a alguien que sepa algo y en tercer lugar que eso en Euskadi no existe.
¿Cómo que no existe?, pero si ¡es una Ley general!. Pues no, en Euskadi somos más papistas que el Papa y todos trabajamos mucho, mucho, mucho, no cunde nada, pero trabajamos mucho, mucho, mucho, ¿para qué quiero yo una norma que me deje realizar otro tipo de trabajo más tranquilo si soy “VASCA”?, eso es anatema.
No me queda más remedio que “sugerir” a Sindicatos y Gobierno Vasco que igualen mejoras laborales, a ver si así la gente está más contenta y trabaja como Dios manda y no a regañadientes. Claro te hacen putadita tras putadita y acabas yendo a trabajar y NO produciendo, que si 5 horas para ir al médico, que si te coges 2 días porque tu hermana ha tenido un hijo (como es un ingreso...), que si como ha nevado me voy antes para que no me pille la nieve y no pueda ir a dormir a casa, porque yo, pasa lo que pase, tengo que dormir en casa, ¿qué es un hotel?¿qué es la casa de un compa de trabajo?, no, por Dios, yo tengo que dormir en casa, que si...
¿Este KAOS administrativo tiene solución?¿Por qué tenemos que ser diferentes del resto del país? ¿Porque hablamos otro idioma? Resulta que en vez de mejorar vamos reculando como los cangrejos.
¡¡¡ESTOY HARTA DE SER DIFERENTE!!!

11 septiembre 2010

10 - Cover and cover

Cover sobre cover este de un ex-miembro de Nirvana me mola, es un musicazo de gama alta


04 septiembre 2010

8 - ¿¿Premia o premio??



¿Qué es premia? ¡Vaya palabra!, será premio. No, no, Premia está bien dicho pero en euskera.
Premia = necesidad
Bien, hace unos cuantos años al Consejero de Educación del Gobierno Vasco, y a sus asesores supongo, se les ocurrió que las escuelas e institutos debían tener a alguien responsable que organizase, más o menos bien, los recursos informáticos de los que disponían los centros públicos.
De aquí surgió el Plan Premia, a desarrollar en tres fases diferentes, según las pelas que se necesitaban, I suposse. Este Plan consistía en ir dotando a los centros de una infraestructura informática que en el resto de España llevaba años-luz funcionando.
En Euskadi, ¡uy! perdón, en Euskal Herria, ¡que me ponen una cruz en la puerta!
Bien pues en este país, que queda más general y anodino, el dinero destinado a educación , como bien indican todos los diagramas que se enseñaban al respecto, era una gran cantidad, casi puedo decir que el 80 ó algo así, del presupuesto que había para el funcionamiento de ese año. Y visto de forma general, dices, ¡vaya, vaya, pues es un dineral!, claro, lo que no se explicaba era en cómo se repartía ese dinero.
Grosso modo casi el 90% del mismo iba destinado a la euskaldunización, del profesorado, de los niños, de las ikastolas, de la sociedad, de los premios, de los libros, de los cursillos de reciclaje (porque de no usarlo se te va olvidando), de alfabetización de los “euskaldun zaharrak” (hablantes de euskera como lengua materna), de financiación a los colectivos independentistas que “ayudan” a euskaldunizar poniendo el local y los ¿profes?, porque el Gobierno no tiene sitios suficientes para todo el mundo, de doblar al euskera las pelis, traducir los libros... bueno, es larga la lista, la dejo aquí.
Claro con tanto euskera se nos había olvidado que estamos en el mundo de la digitalización, pero hombre ¡si hay ordenadores!. Si el resto de España, que no me importa mucho, y Europa, eso si me importa, llevan años trabajando con ellos en las escuelas, pero si los chavales aprenden mogollón informándose en Internet, haciendo Cazas del Tesoro, manejando e ideando WebQuest, jugando con programas divertidos y preparados para ellos...
Pues bien, el Plan Premia venía como punta de lanza para decir que hacemos algo y que no es verdad que todo el presupuesto lo dediquemos al euskera, que no, que no.
Si hay un plan deberá haber un responsable que nos haga el trabajo sucio en los centros. Ya está Responsable Premia. ¿Pero no tiene horas libres? ¡Uy! pues se las ponemos. 3 horas al principio y hasta llegar a 6 horas semanales.
La gente, entre los que me encuentro, como loca haciendo cursillos de redes, metiendo horas a punta-pala fuera del trabajo, instalando programas, revisando antivirus, ayudando a los técnicos novatillos que enviaba la empresa de mantenimiento, que les paga 4 duros y los sobre explota, atendiendo a los profes: no funciona Internet, no puedo ver el correo, me sale un mensaje mu raro en la pantalla, no se enciende el monitor, no puedo entrar en la red, cómo imprimo, no tengo impresoras, imprimo y me sale mal, la impresora no tiene tinta, oyes que he perdido los archivos, ¿este video se puede ver?, ¿cómo me llevo las fotos de los chavales?, me han desaparecido las barras del Word... y 800 maneras más de completar esas maravillosas y fructíferas 6 horas que el Gobierno tenía a bien regalarnos semanalmente.
Y he dicho bien, regalarnos, pues este nuevo Gobierno, sin pelas, sin presupuesto pá ná, que ya se lo gastaron los anteriores en chorradas antes de dejar el cargo, decide que ¿pá qué va a pagar 6 horas de un profe que ha costao su dinerillo en cursillos y en esfuerzo personal, impensable en otras materias, pudiendo encárgaselo a una empresa, la anteriormente dicha, de mantenimiento con técnicos infravalorados y cobrando una miseria?
Pues eso que nos quitan las horas y si el Director tiene a bien concederte una “beca” de algunas horas del cómputo general que le toca al cole, cada uno tiene un cómputo diferente, pues te tiras de los pelos y le besas la mano, y si se pone a tiro las mejillas, y le agradeces que te deje como estabas, como en el chiste.
Este no es mi caso, mi dire, por llamarle algo, no ha tenido a bien seguir manteniendo esta figura tal y como estaba, la reducción horaria hace milagros y él no sabe negociar, ni con la Administración, ni con los profes, es sólo un figurón que ocupa una silla.
Eso sí, seré Responsable Premia hasta que la muerte nos separe. No os confundáis, responsable en el corazón, no de hecho, yo no soy responsable del KAOS que esto va a suponer para los coles, si los profes tienen dudas que pregunten en el Gobierno.
Este es el premio que nos merecemos, perdón, PREMIA.